Neotel

Los beneficios de contratar una línea 900

Las líneas 900 tienen múltiples beneficios para las empresas a pesar de ser gratuitas para el usuario. A decir verdad, ciertos tipos de negocios logran crecer exponencialmente en torno a este tipo de servicio. Pagar las llamadas entrantes generadas por los clientes puede ser una jugada maestra.

líneas 900

Líneas como prefijos como 806 y 803 generan dinero pero solo sirven para ofrecer oficios puntuales durante la llamada. En cambio, las líneas 900 funcionan para capitalizar campañas masivas en el ofrecimiento de servicios. Por supuesto, siempre hay que evaluar el tamaño de la compañía y lo que ofrece a los usuarios.

¿Cómo es la línea 900?

Las líneas con prefijo 900 son aquellas que tiene costo cero para el que llama. Es decir, que los clientes que llaman a empresas que tienen este tipo de línea no pagan por las llamadas que hacen. Por el contrario, en este caso la compañía que recibe el contacto se encarga de costearlo frente a la empresa telefónica.

Las líneas 900 son también consideradas de uso comercial pues quienes las contratan por lo general son empresas. Su intención básica es facilitar la comunicación de clientes y usuarios mediante el uso de un solo número. Todas las llamadas son atendidas por diversas terminales en el call center gestionado a través de la misma centralita virtual.

Ahora bien, detrás de una línea 900 no solo hay una atención al cliente más rápida o expedita. De hecho, esta puede ser la llave para campañas de marketing realmente exitosas y que multipliquen los ingresos.

Líneas 900: un coste menor por una ganancia exponencial

Las líneas 900 permiten unificar todo el flujo de llamadas en un solo número. La primera ventaja de esto es que tanto clientes como usuarios pueden memorizar fácilmente el número único que los conecta a la empresa. Solo se debe reforzar el conocimiento del público de esta llave de acceso mediante publicidad en televisión y redes. Con el tiempo, este mecanismo de comunicación quedará en el inconsciente colectivo.

El número 900 de una empresa pasa a ser parte fundamental de su imagen. Al ser gratuito, se le está dando valor agregado al cliente desde el momento en que inicia la llamada. Esto se termina convirtiendo en una prueba de atención de calidad para todo un público.

Tener líneas 900 también permite gestionar a través de ella nuevos contratos o clientes. Con la campaña adecuada será muy sencillo atraer a personas para que contraten el servicio ofrecido. Además, como todas las llamadas se manejan a través del software call center se genera una base de datos interesante.

Sin duda alguna, pagar las llamadas que hacen los clientes genera ganancias incalculables. Servicios de telefonía, televisión por cable, aseguradoras y clínicas han reportado excelentes resultados. Empresas como Neotel ofrecen este servicio y lo incorporan a la centralita virtual.